María Gaetana Agnesi y su “hechicera”.

María Gaetana Agnesi:

Su nombre está a veces en el índice de los libros de geometría analítica y de cálculo, siempre asociado a la curva llamada indebidamente, y ya sin posibilidad de enmienda, Bruja de Agnesi; los dos sustantivos son inciertos: Agnesi no descubrió esa curva, ni lo pretendió, y el nombre de “bruja” seguramente lo aportó el azar de una mala traducción al inglés, reproducida aguas abajo en español. Pero sobre todo, recordarla sólo por esa curva, un ejemplo más de su monumental tratado, no le hace justicia.
Para la historia de las matemáticas Agnesi es importante por su influencia en la divulgación del cálculo. También es uno de los personajes más citados en las reflexiones sobre el papel histórico de la mujer en la matemática: baste considerar que las Instituzioni analítiche son según algunos la obra matemática de autoría femenina más antigua que se conserva.

Aquí presento una pequeña síntesís de la historia de esta curva y su construcción.

Ada Lovelace: ¿Pionera de la Informática Moderna?; Una cuestión a debate.

Lord Byron con vestido Albanés

Es tu rostro como el de mi madre, ¡mi hermosa niña!

¡Ada! ¿Única hija de mi casa y corazón?

Cuando vi por última vez tus azules ojos jóvenes, sonrieron,

y después partimos no como ahora lo hacemos,

sino con una esperanza.

Despertando con un nuevo comienzo,

las aguas se elevan junto a mí; y en lo alto

los vientos alzan sus voces: Me voy,

¿a dónde? No lo sé; pero la hora llegará

cuando las playas, cada vez más lejanas de Albion,

dejen de afligir o alegrar mis ojos.

Así comienza el triste poema del legendario George Gordon Noel Byron (mejor conocido como Lord Byron) en el que se despide para siempre de su única hija legítima: Augusta Ada Byron.

La figura de Ada Byron surge en nuestro tiempo más cercano, a raíz de que en  2009  la  periodista y tecnóloga inglesa, Suw Charman-Anderson, decidió hacer algo para protestar ante la falta de   mujeres entre los ponentes y asistentes de las conferencias de tipo científico a las que acudía.

Hubo una votación para elegir a la mujer  que podía representar su iniciativa y se escogió a Ada Lovelace  Considerada la primera programadora informática de la historia, y lanzó una propuesta en la red invitando a bloggers  y periodistas a, el día 24 de marzo (La fecha de conmemoración mundial se ha trasladado al 16 de Octubre),  bautizado como el Día de Ada Lovelace, a escribir sobre mujeres que han tenido su peso en la historia de la ciencia y reconocer así su legado dándoles más visibilidad.

Cartel anunciador del día de Ada Lovelace

A raíz de este hecho han surgido numerosas biografías de nuestro personaje, muchas de ellas caracterizadas por su imprecisión y vaguedad, y la mayoría contradictorias entre sí.

Augusta Ada Byron nació el 10 de diciembre de 1815 en Londres, Inglaterra. Fue hija de George Gordon Noel Byron, el sexto Barón de Byron de Rochdale (1788- 1824) y Anne Isabelle (Annabella) Milbanke (1792-1860), a partir de 1856, por derecho propio, baronesa de Wentworth de Nettlested.

Anne Isabelle (Annabella) Milbanke

Su padre no necesita presentación, es considerado uno de los escritores más influyentes del Romanticismo. Su madre Annabella fue hija única de padres mayores, con excelentes conexiones familiares en el mundo de la política; religiosa, inteligente, dedicada al estudio de las Matemáticas y única heredera de una fortuna respetable. Excelente administradora de su fortuna estuvo involucrada en empresas educativas creando escuelas de oficios agrícolas e industriales para muchachos pobres. Mujer de ideas progresistas en una época de cambios sociales, científicos y tecnológicos, originados por la Revolución Industrial, a ella y a su hija Ada les tocó vivir el surgimiento de la tecnología.

Los comedores de patata, Vincent van Gogh

Annabella viajó a Londres en 1812 para ser presentada en sociedad y ahí conoció a Lord Byron. Después de que éste le pidió matrimonio por segunda ocasión, para sorpresa de casi todos, accedió a casarse con él a la edad de 23 años.

Sobre ellos dos , Lord Byron (antes de su matrimonio con Annabella) escribió: “somos dos  líneas paralelas que se prolongan infinitamente lado a lado pero que nunca se intersectan” (Toole , 1999, 7).

Su falta de compatibilidad resultó evidente muy pronto. Un año después de su nacimiento, sus padres se separaron, el 16 de enero de 1816. Uno de los argumentos de Annabella contra su marido fue el rumor de una relación incestuosa de éste con su media hermana, Augusta. De esta relación sería fruto su hija Medora Leigh. Los involucrados siempre lo negaron; lo único cierto es que este rumor amargó la vida de Annabella y, tiempo después, la de Ada.

A instancias de Byron, Annabella  llevó a Ada con sus padres a su casa de Kirby Mallory, con tan sólo un mes de edad. Aunque la ley inglesa daba de pleno derecho la custodia de sus hijos a los padres en los casos de separación, Byron no hizo ningún intento de reclamar sus derechos parentales. El 21 de abril, Byron firmó el Acta de Separación y abandonó Inglaterra unos días más tarde. Forzado a vivir en Suiza e Italia, y finalmente en Missolonghi, Grecia, donde murió de causas naturales en 1824, cuando contaba con apenas 36 años de edad.

Lord Byron en su lecho de muerte, por Joseph Denis Odevaer (1826).

Muchas de sus cartas y de sus poemas hacen alusión a la enorme tristeza que le embargó por no haber podido ver nunca más a su hija. Anna Milbanke, por su parte, intentó ocultar toda traza de la maldad de su padre a la pequeña Ada y decidió motivar en ella las matemáticas (una afición personal de Anna), y desalentar cualquier tipo de talento que le recordara a su ex-esposo (como la poesía, por ejemplo), en su afán de hacerla lo más diferente posible a Lord Byron.  A los 30, Ada le escribió, con cierto dejo de reproche a su madre: “si no puedes darme poesía, ¿no puedes al menos darme ciencia poética?” Esta inquietud poética dejó huella profunda en su trabajo matemático, pues siempre hizo acopio de enorme imaginación y solía describir los eventos con abundantes metáforas.

Jubileo, Reina Victoria

Según Elwin (1975), la enseñanza de las Matemáticas formó parte de la educación de Ada como un medio de disciplina moral y control de sus emociones para evitar el desarrollo de rasgos de carácter similares a los de su padre. Mostró desde un principio talento para las Matemáticas, aunque su pasión infantil fue la geografía. Su educación formal y sistemática empezó a los 5 años consistiendo en lecciones de aritmética, lectura, ortografía, geografía, dibujo, francés, música, geometría, historia y manualidades; a partir de su décimo cumpleaños se añadió el latín a sus estudios.

Ada Lovelece

En 1833 Ada fue presentada en sociedad. Al año siguiente entabló amistad con la llamada “científica del siglo XIX” y amiga de su madre, Mary Somerville, (1780-1872), la que se convirtió en su tutora, la puso en contacto con importantes científicos de la época y la invitó a conferencias científicas a las que asistía Mary con sus hijas. La señora Somerville fue una brillante matemática y astrónoma autodidacta quien cobró fama al traducir al inglés el libro “Traité de Mécanique Céleste” de Pierre-Simon Laplace.

Mary Somerville

Por desgracia para Ada, Mary tuvo que mudarse en 1838 a la ciudad de Florencia, Italia debido a los problemas de salud de su esposo. A pesar de este cambio de residencia, Mary mantuvo contacto epistolar hasta la muerte de Ada y continuó escribiendo libros; su último libro, “Molecular and Microscopic Science”, lo terminó de escribir a los 89 años, (Brück, 1996, 201-206).

Gracias a su protectora Mary Somerville, Ada conoció a Charles Babbage el 5 de junio de 1833 con motivo de una fiesta de sociedad. En ese tiempo Babbage ya era reconocido como un distinguido inventor y matemático inglés pues entre otras cosas, desde 1828 ocupaba la cátedra Lucasiana de Matemáticas de la universidad de Cambridge, la misma que había ocupado Newton. Se especula en (Romero, 2005) que Babbage y Ada pudieran haber tenido una relación distinta a la de amistad. Es dudosa tal posibilidad debido a la diferencia de ideas religiosas, clases sociales, caracteres de Lady Byron y él como puede leerse en (Schwarz, 2002, 376).

Charles Babbage, 1860
El 8 de Julio de 1835 Ada  con 19 años se casó con William King, octavo barón de King, y a partir de 1838, primer conde de Lovelace. Su nombre de casada pasó a ser desde entonces Lady Ada Augusta Byron King, condesa de Lovelace, nombre del cual nace su denominación moderna de (lady) Ada Lovelace.

William King

Se dice que la figura de su madre siguió dominando el matrimonio de Ada, y formó una especie de alianza con William King para mantener a Ada ocupada en sus propias aficiones y lejos de las responsabilidades sociales y familiares que le correspondían. La razón para este extraño acuerdo era que su madre intentaba controlar su temperamento tan similar al de su padre. Desgraciadamente, y pese a todo el apoyo que recibió de su esposo, la endeble salud de Ada nunca le permitió progresar en sus labores científicas tanto como ella hubiera querido.

La pareja se fue a vivir al campo, y tuvieron 2 hijos y una hija. Curiosamente fue su hija la única de los 3 descendientes de la pareja en seguir los pasos de su madre y su abuela, al mostrar un profundo interés en las matemáticas y convertirse, años más tarde, en una famosa experta en la lengua árabe.

Después del nacimiento de su hijo Ralph, Ada parece haber sufrido una crisis emocional (suponemos una situación del tipo “ya cumplí con parir un número razonable de herederos y ¿ahora qué hago con mi vida?”) por lo que empezó a buscar desarrollar una personalidad propia, una que no fuera la de la hija de Lady Byron, ni la de la esposa de Lord Lovelace, dedicándose de manera más seria al estudio de las Matemáticas y la Ciencia. Prueba de ello es su comentario a Faraday, en 1844, “ella (Ada) ya no era propiedad de su madre o de su marido.”

Michael Faraday por Thomas Phillips1841-1842

Irónicamente, Lady Byron consigue que Augustus De Morgan, profesor de Matemáticas en la Universidad Londres, la acepte como pupila en 1840. Una de las razones puede ser que éste estaba casado con una amiga de la familia, Sofia Frend, hija del Dr. Frend, antiguo tutor de Lady Byron y de su hija.

Augustus De Morgan

Se menciona la existencia de una carta en la que Ada le pide a Babbage diplomáticamente que le sirva como tutor de Matemáticas; éste no parece haberse interesado en serlo.

Se pudiera pensar que Babbage fue sexista o egoísta con Ada al no continuar trabajando tan estrechamente con ella después de la publicación de las Notas. Es necesario hacer algunas aclaraciones: Babbage sólo tuvo un asistente reconocido como tal en la literatura, Ada. En la bibliografía consultada no aparece nadie mencionado como su alumno, (Wilkes, 2002, 353-365). Babbage nunca dio una clase (lecture) en Cambridge aunque podía hacerlo pues tenía una cátedra. No tenía necesidad de hacer una “carrera académica”, porque él era rico. Además era muy irascible, basta recordar aquí el título de una de sus biografías “Irascible  Genius : The Life of Charles Babbage” (Genio irascible : La vida de Charles Babbage) escrita por B. V. Bowden y publicada en 1964. Así que se puede afirmar que muy posiblemente Babbage con Ada fue lo más generoso y lo menos sexista que podía ser.

Charles Babbage; La relación que llevaron por años hizo que Babbage reconociera el talento de Ada al grado de llamarle “La encantadora de números” (The Enchantress of Numbers).

Las Máquinas de Babbage

Charles Babbage propuso en 1821 a los miembros de la Royal Astronomical Society la idea de una máquina que se basaba en el cómputo de las diferencias entre números, de ahí que se llamara “Máquina de diferencias” (Difference Engine). Esta habría de servir como modelo para el cálculo de primas de las compañías de seguros (1859). Babbage era consciente ya en la fase de realización del proyecto de las limitaciones de su Difference Engine.

Comenzó entonces a construir una máquina de cálculo para todo fin que, en su opinión, habría de servir para “liberar de carga al intelecto humano”. Esta Analytical Engine se componía de cinco partes que, en lo esencial, las encontramos en las máquinas (PC’s) de la actualidad:

  1. Dispositivo de entrada de datos (números) en la máquina. Babbage utilizó tarjetas perforadas, que Jacquard había desarrollado en 1801 para el control automático de telares;
  2. Almacén, a modo de memoria, para el cálculo de los números necesarios y almacenamiento de las instrucciones de los programas. Babbage previó para ello tarjetas perforadas y engranajes.
  3. Unidad aritmética (Mill o Molino) para llevar a cabo las operaciones aritméticas.
  4. Dispositivo de control, que con ayuda de un programa habría de dirigir los diferentes pasos de cálculo. La unidad aritmética y la de control es lo que hoy en día llamamos Unidad central de procesos (CPU).
  5. Dispositivo de salida de datos, para lo que Babbage previó tarjetas perforadas y un surtido automático de diferentes tipos para una unidad de impresión.
Máquina Analítica de Babbage

El estado insatisfactorio de la mecánica de precisión no permitió, para desgracia de Babbage, construir una máquina segura, eficiente y económica.

De Babbage se podría decir, con todo derecho, que fue el padre espiritual de la Informática Moderna.

Charles Babbage, el padre de la Informática moderna.

No pudo conseguir apoyo económico por parte del gobierno inglés para esta nueva máquina, éste le fue negado en parte porque en el modelo anterior, la Máquina de Diferencias, ya se habían invertido £17, 000, no habiendo obtenido más que una parte de lo proyectado y por su notoria capacidad de hacerse de enemigos. Su Máquina Analítica fue evaluada como “de ningún valor” por uno de éstos por lo que el Primer Ministro Robert Peel determinó el abandono del proyecto en noviembre de 1842.

En el otoño de 1840 Babbage viajó a Turín para dar una serie de charlas esperando conseguir apoyo extranjero para la construcción de su Máquina Analítica. Allí un ingeniero y matemático sardo Federico Luigi, conde de Menabrea preparó un artículo en francés, basado en las exposiciones de Babbage, publicado en el número 82 de la revista Bibliothêque Universelle de Genève de octubre de 1842.

Luigi Federico Menabreaa

Después del carpetazo al proyecto dado por Peel y cuando copias de este artículo llegaron a Inglaterra, Lady Lovelace y el editor científico Charles Wheatstone acordaron, sin decirle nada a Babbage, que ella tradujera el artículo al inglés con intención de publicarlo como una manera de difundir el trabajo de éste en Inglaterra.

Cuenta el mismo Babbage su reacción a la traducción de Lady Lovelace (cita tomada de Fuegi & Francis, 2003, 19):

“Algún tiempo después de la aparición del trabajo [de Menabrea] la condesa de Lovelace me informó que ella había traducido este trabajo. Le pregunté porqué no había ella misma escrito un trabajo original sobre un tema que conocía tan íntimamente. A lo que  Lady Lovelace replicó que no se le había ocurrido. Entonces le sugerí que podría añadir  algunas notas al trabajo de Menabrea. Una idea que fue aceptada inmediatamente.” Las “notas” fueron varias veces más largas que el ensayo de Menabrea.

Notas de Ada Lovelace

La publicación de Ada (resultó ser) el primer trabajo que discutía la programación de una computadora en extenso; sería el único trabajo de este tipo hasta el siguiente siglo.

Un tema importante (del trabajo de Ada) fue el significado de la capacidad de la Máquina Analítica de ser programada usando las tarjetas perforadas (como las del telar) de Jacquard. (Gracias a la implementación de las tarjetas perforadas), escribió Ada: “…la Máquina Analítica teje patrones algebraicos de la misma manera que el telar de Jacquard teje flores y hojas.”

Telar de Jacquard

Ella enfatizó la importancia: “…de la capacidad de la máquina de bifurcarse hacia diferentes instrucciones basándose en ciertas condiciones…”

Escribió sobre los beneficios de la habilidad de la Máquina Analítica de reusar su código. Además, al describir los poderes de procesamiento simbólico escribió: “Suponiendo, por ejemplo, que las relaciones fundamentales de los sonidos…en la ciencia de la armonía y de la composición musical fueran susceptibles de tal expresión y adaptación, la Máquina podría componer piezas de música … de cualquier grado de dificultad y extensión…”

Y finalmente: “La Máquina Analítica no tiene pretensiones de originar ninguna cosa… Puede hacer cualquier cosa que nosotros sepamos ordenarle cómo lo haga.”

¿Mouse Vintage?

El resto de las notas de Ada estuvieron dedicadas a la mecánica de la programación de la Máquina Analítica, incluyendo una descripción del mecanismo de las tarjetas perforadas y de la notación para escribir programas.

Ada Lovelace y la Máquina de Babbage

Babbage había adoptado un formato tabular para expresar programas qu e Ada modificó en su publicación. Ada finaliza sus notas con su programa para el cálculo de los números de Bernoulli. El matemático suizo Jacob Bernoulli escribió sobre estos números en un libro clásico de probabilidad, Ars conjectandi (El Arte de la Conjetura), publicado por primera vez en 1713; se afirma que hay fragmentos de la correspondencia de Ada con De Morgan que prueban que ella los estudió en 1842. El programa de Ada para derivar los números de Bernoulli demostraba la capacidad de bifurcación condicional de la Máquina Analítica y usaba dos bucles. Fue mucho más ambicioso y complejo que cualquier programa que Babbage haya escrito para la Máquina.”

Mouse Vintage (Steampunk Rodentia)

Hay que hacer notar que Ada escribió un programa para una máquina de la que aún no existía un prototipo. Uno fue terminado en 1871, un poco antes de la muerte de Babbage y casi 20 años después de la muerte de Ada.

Mouse Vintage, Steampunk Rodentia

La única máquina (completa) de Babbage que existe es una Máquina de Diferencias que fue totalmente terminada en el año 2000, exhibiéndose en el Museo Británico de Ciencia en Londres, Inglaterra, probando que los diseños de Babbage eran posibles de ser construidos en su época.

Oficina de Censo

Este fue el trabajo más importante de su vida :

Sketch of the Analytical Engine invented by Charles Babbage, Esq. By L. F. MENABREA, (of Turin, Officer of the Military Engineers).

Originally published in French in 1842 in the Bibliothèque Universelle de Genève,     No. 82. A veces mencionado como “Notes by A. A. L.” 

Máquina de Babbage

Otros aspectos quizá menos conocidos de su corta vida.

En los últimos tiempos de la vida de Ada se sucedieron las crisis nerviosas, las deudas y los escándalos, como la agitada relación con John Crosse, un pendenciero corredor de apuestas. Y su salud empeoraba cada vez más. Para aliviar el dolor se dejó llevar por el alcohol y las drogas (tomaba una mezcla de cerveza, brandy, opio y morfina) que solo empeoraron su estado de salud.

Pero pongamos las cosas en su contexto:

Cuando se menciona su adicción al láudano, preparación compuesta de vino blanco, opio y otras sustancias, no se menciona que en el siglo XIX era común recetarlo a enfermos de asma, reumatismo, cólera, fiebre, insomnio y dolores de todo tipo. Con relación a su alcoholismo, no se menciona que se recetaba la ingesta de bebidas alcohólicas como remedio contra casi cualquier enfermedad. Hay que aclarar además que la noción de adicción a una droga no empezó a difundirse sino hasta los 1870’s , mucho después de la muerte de Ada. Su salud fue siempre delicada: enfermiza desde su infancia, se recuperó del sarampión y de una invalidez a consecuencia de éste, del cólera y sufrió por temporadas de ataques de nervios, reumatismo y problemas cardíacos. Su médico le recetó que tomara láudano y vino de manera rutinaria con lo que, como muchos pacientes en esa época, Ada se volvió adicta (Toole, 1999, 203). En resumen, Ada se convirtió en adicta a drogas que eran las “aspirinas” de la época (Zieger, 2006).

Receta de Vino de opio.

Ada, consciente de este desajuste vital, consigue alejarse del alcohol y las drogas dejándose llevar por otra obsesión: las apuestas. Incitados por sofisticadas recetas probabilísticas que les procurarían la riqueza que estaban perdiendo, Ada y Charles Babbage se introdujeron en el mundo de las apuestas de carreras de caballos, tan de moda en esta época. Ada se jugó su fortuna familiar y Charles lo poco que le quedaba.

La vida sentimental de Ada estuvo salpicada de escándalos. Solía flirtear con todos los hombres que conocía o que se movían a su alrededor. De hecho el que fuera su marido encontró más de 100 cartas de amigos de Ada que destruyó en cuanto cayeron en su poder. Y es que Ada era muy dada a escribir cartas.

Ada Lovelace

Ada tuvo tres hijos con William King: dos hijos y una hija: Bryon Noel Byron (nacido el 12 Mayo de1836), Annabella (22 de Septiembre de 1837 ) y Ralph Gordon (2 Julio de 1839). Scherezada Lovelace nacería en 1815, y fue la única descendiente en seguir los pasos de su madre, aparte de ser la única hija no nacida del matrimonio con King. Scherezada nació fruto de la pasión entre Ada y Sir David Brewster, responsable en la invención del caleidoscopio. Como si de una asombrosa casualidad o (si hay supersticiosos) de una maldición familiar se tratase, Scherezada murió al igual que su madre y que su abuelo, a la temprana edad de 36 años. Ada también era “practicante” del Mesmerismo y a la frenología.

En 1851, Annabella manda a su abogado a entrevistarse con Ada en su lecho de enferma, logrando arreglar los problemas económicos de Ada, que no eran tan grandes como los supuso su madre, junto con un acercamiento mutuo.

En agosto de 1851 Ada es informada de la gravedad de su enfermedad; a pesar de esto, sus ganas de vivir no disminuyen, muestra fortaleza y optimismo continuando sus estudios científicos hasta pocos meses antes de su muerte.

En agosto de 1852 le pide a su esposo que la entierren junto a su padre y éste promete cumplir su voluntad. Es posible que esta decisión haya sido motivada por el reconocimiento de que era, también, hija de su padre, pues comprende que tenía rasgos de su carácter en el suyo.

A finales de agosto de ese año tiene un paro cardiaco del que se recupera. Después de recobrar la conciencia, exhibe una conducta muy diferente a la acostumbrada y le pide a su marido que le perdone algo, no se sabe qué aunque por su reacción violentísima, se cree que Ada le confiesa haberle sido infiel con John Crosse, (Wooley, 1999, 369). Sobre tal cosa sólo se puede especular. Se sabe que Crosse aceptó destruir un poco más de cien cartas escritas por Ada que tenía en su poder a cambio de recibir el monto del seguro de vida de Ada, de esto informa, en una carta, su abogado y amigo, Woronzow Grieg, (Wooley, 1999, 376).

En los últimos días de su vida Ada es aislada de sus amigos y sometida a una preparación para la muerte dirigida por su propia madre. Ésta consiste en hacerla confesar todos y cada uno de sus pecados y vicios, los verdaderos y los imaginados por su madre también, además de hacer a su madre heredera y responsable de todos sus papeles y asuntos, (Wooley, 1999, 369).

El Día de Ada Lovelace

Ada muere en la noche del 27 de noviembre de 1852, después de que los médicos en un gesto de bondad le recetaran belladona (Atropa belladona), planta usada como narcótico capaz de causar estados de coma o la muerte , (Winstone, 2005, 62). El 3 de diciembre, sus restos fueron enterrados al lado de los de su padre, en la iglesia de Hucknall Torkard, en Nottinghamshir, Inglaterra, en una reunión póstuma de dos personajes que fueron tan semejantes pese a haber vivido tan distantes.

Llegado a este punto, donde hemos narrado someramente la biografía “standard” de Ada Lovelace, pongo en cuestión lo siguiente:

¿Pueden considerarse a Charles Babbage y Ada Lovelace pioneros de la Informática Moderna?, ¿Es Ada Lovelace el nombre más representativo de la mujer científica para asociarla al día de la mujer científica y tecnóloga? ¿Qué aportación real hacen tanto Babbage como Ada al campo de las matemáticas y la computación? ¿se han considerado máquinas como el ábaco, o las varillas de Napier, o la Pascalina de Pascal, o la máquina de Leibnitz, anteriores a Babbage en esta decisión?… estas preguntas están abiertas y me comprometo a dar mi opinión en una nueva entrada.

Hedy Lamarr o la belleza y el genio.

Hedy Lamarr, Viena 1914-Orlando 2000.
Hedy Lamarr, Viena 1914-Orlando 2000.

En octubre del pasado año escribí una entrada sobre Ada Lovelace, donde dejaba entrever el acierto o no de considerarla como la mujer que mejor representaba a la mujer científica, dejando sin contestar algunas preguntas al final del post que paso a recordar: ¿Pueden considerarse a Charles Babbage y Ada Lovelace pioneros de la Informática Moderna?, ¿Es Ada Lovelace el nombre más representativo de la mujer científica para asociarla al día de la mujer científica y tecnóloga?…

Con esta nueva entrada pongo en sociedad (científica) a otra mujer que, en mi opinión, aportó bastante más al mundo de la tecnología actual que la propia Ada Lovelace, ella es Hedy Lamarr la que fuera considerada más bella actriz y dama del “glamour” más exquisito durante más de dos décadas.

Hedy Lamarr
Actriz, inventora e ingeniera en telecomunicaciones austríaca. Es conocida como “la mujer más preciosa en la historia del cine” y también como la inventora de la primera versión del espectro ensanchado.

Hedwig Eva Maria Kiesler nació el 9 de noviembre de 1914 en Viena, Austria hija de Emil Kiesler, un director del Banco de Viena y Kiesler Getrude, un concertista de piano. Después de su nacimiento, sus padres decidieron no tener más hijos y su madre Gertrude “Tilly”, renunció a su carrera de concertista de piano sólo para dedicarse exclusivamente al cuidado y formación de su hija, y su padre, a pesar de estar muy ocupado como director bancario, dedicó a su hija tiempo suficiente para hacer numerosos viajes con ella y adentrarla en el mundo de la riqueza del que se rodeaba por su pudiente posición económica y social. Su familia era muy rica.

Hedy comenzó sus estudios a la edad de cuatro años. Tuvo profesores particulares que le enseñaron varios idiomas, hablaba y escribía correctamente inglés, alemán, francés e Italiano tomó clases de piano y ballet.

Hedy Lamarr, Viena.
Hedy Lamarr, Viena.

Empezó a estudiar ingeniería con 16 años  pero tres años después abandonó sus estudios  y comenzó a trabajar en un teatro de Berlín con el famoso director Max Reinhardt. Hedy pronto desarrolló una gran pasión por el teatro, pero sus padres no lo sabían. Convenció a sus padres para que la dejasen ir a estudiar a Berlín, y aprobaron su petición. Un día, logró entrar en un ensayo de la escuela dramática Max Reinhardt, ella inmediatamente llamó la atención al propio Reinhardt, que se quedó tan impresionado con su belleza que le pidió que actuara con un pequeño papel de su producción teatral. Este, puede decirse, fue el primer paso de Hedy para entrar en el mundo del teatro y la carrera de cine. Sin embargo, el tiempo que pasó en Berlín no fue todo lo bien que ella esperaba, sufría de nostalgia y de mala gana tuvo sus primeros romances, siempre de admiradores de su belleza, asi las cosas, decidió volver a su casa en Viena.

En la ópera
En la ópera vienesa.

En Viena, continuó su carrera de actriz, apareciendo por primera vez en la pantalla en la producción de director Georg Jacoby “Geld auf der Strasse (1930)”, interpretando un pequeño papel de una chica joven en un club nocturno. Trabajó en varias producciones teatrales en Viena, de “Sissi” de Noel Coward “Vidas privadas”. Su formación teatral adquirida en Berlín parecía le estaba viniendo muy bien para sus fines. Todos sus representaciones teatrales recibieron buenas críticas. Durante los años 1931 – 1932, Hedy hizo varias películas, delas que destacamos:”Die Blumenfrau von Lindenau (1931)”, “Die des Herrn DE Koffer (1931)” y “El hombre kein Geld braucht” (1932). Sin embargo, fue el año 1933, el que marcó uno de los mayores hitos de su carrera. Fue entonces, con 18 años,  cuando conoció al director Gustav Machatý, quien más tarde llegó a proponerle interpretar el personaje femenino principal de su próxima película “Symphonie Der Liebe” o “Ekstase”. Ella aceptó sin saber que ésta sería la película más polémica de su vida y que más la marcaría.

Éxtasis
Éxtasis

El rodaje de la película Éxtasis incluía una secuencia de 10 minutos en que la protagonista debía atravesar desnuda la floresta de un bosque hasta sumergirse en un lago. El director le había prometido que las cámaras la tomarían de lejos, desde el alto de una colina, con una imagen esfumada. Hedwig Kiesler después de algunas dudas aceptó, pero su cuerpo fue captado con teleobjetivo y apareció en pantalla a pocos metros de distancia. Después tuvo que interpretar la expresión de un orgasmo mientras el actor Aribert encima de ella la besaba. En esta escena el director solo consiguió un resultado aceptable apostándose debajo de la pareja y pinchándole las nalgas a la chica con un alfiler, de forma que el dolor le liberara un grito y un espasmo en el rostro que el espectador confundía con el éxtasis. Este orgasmo la hizo mundialmente famosa.

Escena en Éxtasis
Escena en Éxtasis
Imágenes de su cara en la escena orgásmica.
Imágenes de su cara en la escena orgásmica.
Detalle de una de sus caras.
Detalle de una de sus caras.

Fritz Mandl Hedy, un fabricante importante de armas y municiones, era amigo y proveedor de municiones, de aviones de combate y de sistemas de control de Adolfo Hitler y de Benito Mussolini durante la ocupación de Abisinia la actual Etiopía. (Hedy Lamarr siempre recordó que Hitler fue casi el único que le besó con delicadeza la punta de los dedos en aquellos salones donde esta inquietante judía se movía en los años treinta).

Hitler/Mussolini
Hitler/Mussolini

Fritz, su marido,.. Obsesionado por su belleza pidió la mano a su padre para casarse, aunque, de hecho “la compró mediante una descarga erótica de joyas y oro macizo”.

Su boda
Primer matrimonio de Hady Lamarr

Éxtasis pasó por el festival de Venecia, se estrenó posteriormente en Viena, ante un público cuajado de personalidades. En el patio de butacas estaban los padres de la estrella y Fritz Mandl, su flamante marido. Cuando empezó la proyección ninguno de ellos daba crédito a lo que veían sus ojos.

A partir de ese día su marido encerró a Hedwig en casa bajo llave que guardaba la criada, solo permitía que se bañara en su presencia y cuando no la llevaba de fiesta, a las reuniones sociales donde la exhibía como una pieza de caza, la dejaba atada al pie de la cama como a una perra.

En sus años de reclusión marital (1)
En sus años de reclusión marital (1)
(2)
En sus años de reclusión marital (2)

Durante los dos años que duró su soledad o casi secuestro, aprovechó para reemprender los estudios de ingeniería que había dejado. Mandl Hedy impidió  su carrera como actriz y en su lugar, la llevaba a reuniones donde pudo rodearse con los técnicos en armamento más importantes de la época.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Utilizando  su ingenio para sonsacar a los clientes y proveedores de su marido los pormenores e información de la tecnología armamentística del momento; en esas reuniones de manera, podemos decir “secreta”,  apuntaba las informaciones que obtenía en su formidable cabeza, adquiriendo un alto nivel de conocimiento de la tecnología punta de aquél tiempo, y basándose en la tecnología que se desarrollaba por entonces conocida por Spectrum Codificación, comenzó a madurar lo que posteriormente patentó en Estados Unidos: “El espectro expandido”.

Hedy Lamarr o el Glamour
Hedy Lamarr o el Glamour

Para poder huir de su secuestro, tuvo que seducir y acostarse con la criada que la vigilaba, quien le ayudó a escapar del palacio mientras su marido estaba de viaje. Llegó a París en coche, con un solo vestido, con los bolsillos llenos de joyas, perseguida por los guardaespaldas de su marido.

Consiguió ocultarse hasta llegar a Londres, allí conoció y sedujo al productor de la Metro Louis B. Mayer, embarcándose con él en el trasatlántico Normandie rumbo a Nueva York. Louis B. Mayer, la protegió y la convirtió en una estrella, la seducción fue de tal calibre que bajó del barco con un contrato por siete años con la Metro. Ambos deciden cambiar el nombre de la actriz tomando el apellido de la actriz de los años veinte Barbara Lamarr, actriz del cine mudo muerta en 1926 por una sobredosis de drogas, de la que estuvo enamorado Louis B. Mayer.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Comienza así, una nueva vida como actriz.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Empezó a destacar en Hollywood, tras breves inicios, con Lady of the Tropics (1939), y con I Take This Woman (1940). Hedy Lamarr trabajó entre otros con King Vidor (Camarada XCenizas de amor), Jacques Tourneur (Noche en el alma, 1944), Robert Stevenson (Pasión que redime, 1947) y Cecil B. DeMille (Sansón y Dalila, 1949). No tuvo, sin embargo, demasiado éxito al elegir sus películas en otras ocasiones. De todos modos éstas fueron bastante numerosas, pues hizo una treintena a lo largo de su carrera.

Hedy Lamarr o el glamour.
Hedy Lamarr o el glamour.

Filmografía:

“Entertaining the Troops” (1989)
“That’s Action” (1977)
“The Love Goddesses” (1965)
“The Female Animal” (1957)
“The Story of Mankind” (1957)
“I Cavalieri dell’illusione” (1954)
“L’Amante di Paride” (1953)
“My Favorite Spy” (1951)
“Copper Canyon” (1950)
“A Lady Without Passport” (1950)
“Samson and Dalilah” (1949)
“Let’s Live a Little” (1948)
“Dishonored Lady” (1947)
“The Strange Woman” (1946)
“Her Highness and the Bellboy” (1945)
“Experiment Perilous” (1944)
“The Conspirators” (1944)
“The Heavenly Body” (1943)
“Show Business at War” (1943)
“Tortilla Flat” (1942)
“Crossroads” (1942)
“White Cargo” (1942)
“Come Live with Me” (1941)
“Ziegfeld Girl” (1941)
“H.M. Pulham, Esq.” (1941)
“Boom Town” (1940)
“Comrade X” (1940)
“The Miracle of Sound” (1940)
“I Take This Woman” (1939)
“Lady of the Tropics” (1939)
“Algiers” (1938)
“Ecstasy” (1932)
“Die Koffer des Herrn O.F.” (1931)
“Die Blumenfrau von Lindenau” (1931)
“Man braucht kein Geld” (1931)
“Geld auf der Straße” (1930)

Hedy Lamarr, años 40.
Hedy Lamarr, años 40.

Cecil B. DeMille siempre dijo de ella que fué una de las actrices más versátiles con las que había trabajado, que era disciplinada, puntual y una belleza poco común en el cine que él filmaba. También apuntó el maestro que, Hedy Lamarr conseguía sin proponérselo eclipsar el colosalismo, el espectáculo y el colorido que sus films desprendían, bastaba con uno solo de sus primeros planos para derribar los cimientos del más cuidado decorado.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

La belleza de esta actriz poseía unos cánones entre Vivien Leigh y Ava Gardner, sin parecerse a ninguna de la dos. Hedy tenía una enorme personalidad, propia de los grandes rostros que invadieron el cine de aquella época. Y sobre todo instaló el canon del glamour.

portrait_40s_23kd76623556
Hedy Lamarr

No tuvo suerte eligiendo guiones, rechazó el papel de protagonista en Luz de gas y en Casablanca, error que nunca se perdonó. También estuvo a punto de rodar Lo que el viento se llevó. Entre 1940 y 1957 trabajó en multitud de películas, pero el papel por el que siempre será recordada es por la interpretación de Dalila en la película bíblica Sansón y Dalila, rodada en 1949. Dedicó más de 17 años a la gran pantalla, que compatibilizó con sus estudios de telecomunicaciones en la ayuda al gobierno estadounidense.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Lamarr tenía un profundo rencor por el régimen nazi, así que ofreció al gobierno de los Estados Unidos toda la información confidencial que disponía gracias a los contactos de su ex-marido.

George Antheil (1900-1959).
George Antheil (1900-1959).

A mediados de 1940, Hedy conoce al compositor vanguardista George Antheil (1900-1959). Eran vecinos, pero se vieron por primera vez en una fiesta organizada por una amiga común, Janet Gaynor, a la que le pidió que se lo presentase, un espíritu bohemio del que se enamoró inmediatamente. Un artista que también había escandalizado Europa, estableciéndose en París en 1923 donde conoció, entre otros, a James Joyce, Ezra Pound (quien le dedicó el panegírico Antheil y su Teoría Armónica en 1927), Man Ray, Pablo Picasso,..y que en 1924 escribe la banda sonora para la película Ballet Méchanique concebida por el dadaísta francés Fernand Leger, una banda sonora donde hace intervenir a 16 pianolas sincronizadas, hecho que será clave en la historia del invento de Hedy Lamarr. En este enlace puede verse la película: Le Ballet Mécanique (1924, Fernand Leger).

George Antheil, 1932.
George Antheil, 1932.

Fue también columnista del Esquire Magazine, donde publicó temas sobre el romance y la endocrinología. El polifacético pianista hasta escribió un libro sobre ese tema. Hedy no estaba interesada en las habilidades pianísticas de Antheil sino en las endocrinológicas, pues quería agrandarse los senos. Por supuesto, que Antheil no tenía la menor idea de cómo resolver ese problema, en especial porque los implantes no habían sido inventados todavía. Por tanto, las conversaciones entre ambos se centraban en las armas, sobre las cuales Hedy tenía amplios conocimientos.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Tras dejarle su número de teléfono escrito con lápiz labial en el parabrisas de su coche, descubrieron que aparte de las hormonas que les llevaron a enamorarse compartían una pasión común: la Segunda Guerra Mundial. Antheil, que había trabajado de joven como inspector de municiones, acababa de perder a un hermano en el mar Báltico en el transcurso del ataque soviético a Finlandia.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Una de las principales preocupaciones de la opinión pública respecto al conflicto, como manifestaría en una entrevista años más  tarde, era el desequilibrio con que, más allá del Atlántico, combatían las aviaciones británica y germana. Así, mientras los aparatos ingleses entraban en territorio enemigo apenas habían abandonado la base y cruzado el canal, los aviones alemanes podían sobrevolar su propio territorio durante cientos de millas antes de llegar a la zona del conflicto.

Bomardero Heinkel 111H
Bomardero Heinkel 111H

A pesar de todo, Hedy no se desanimó y continuó dándole vueltas a alguna de las ideas que le rondaban por la cabeza. Hedy intuía que la fabricación de un misil teledirigido podía suponer una nivelación de la balanza, solución que el ejército americano no se atrevía a acometer, según algunos testimonios, por miedo a que las señales de control fueran fácilmente interceptadas o interferidas por los efectivos nazis.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Una tarde, mientras estaba sentada al piano con George Antheil, Hedy tuvo la idea de aplicar alguna de las técnicas musicales de George al control remoto de los misiles de guerra (las distintas versiones difieren sobre este punto, habiendo quien sitúa la anécdota del piano más adelante, cuando Hedy y George resuelven aplicar la técnica de los rodillos). Una radioseñal emitida a una determinada frecuencia por las tropas americanas para controlar un torpedo podía ser fácilmente interceptada y bloqueada por el ejército alemán. ¿Por qué no emitir entonces a distintas frecuencias, una en cada intervalo de tiempo, y según una secuencia que pudiera variar en cada ocasión? La idea que sedujo a Hedy, fue la de inventar algún dispositivo que anulara la capacidad de interceptación de esas señales. La idea, que era imple, requería sin embargo una solución práctica. Para ello En los ratos que ella y Anthail pasaban juntos, Anthail le explicó la dificultad que tuvo para mantener (sincronizar) al mismo tiempo tocando a los 16 pianos usado en su obra de Ballet  Méchanique, sin que las notas de uno coincidiera en tiempo con la de otro. La solución estaba en usar tarjetas perforadas.

Boceto (1)
Boceto (1)

Hedy y George, que pasaban largas veladas sentados en la alfombra del recibidor de la mansión de Hedy simularon distintos ingenios con cerillas y una cajetilla de plata, diseñaron un dispositivo inspirado en los rollo  perforados de las pianolas y en las cacofonías de alguno experimentos musicales de George. Así como los cilindros perforados de las 16 pianolas se sincronizaban en la obra Ballet  Méchanique de Antheil, los dos inventores diseñaron su sistema para utilizar 88 frecuencias que contienen el mismo número de claves existentes en las pianolas.

Boceto (2)
Boceto (2)

En el diseño final sendos rollos perforados eran incorporados a las estaciones de emisión y recepción, que podían así sincronizar y conmutar sus frecuencias (en inglés, frecuency hopping) de acuerdo con las instrucciones inscritas en los rollos.

De este modo, cualquier intruso que intentara interceptar (o interferir) la señal no podría detectar más que un extraño ruido, perfectamente comprensible, sin embargo, para aquellos que tuvieran en su poder los rollos perforados con la precisa información de la secuencia acordada en cada caso. El 11 de Agosto de 1942, fecha en la que los Estados Unidos habían ingresado definitivamente en el conflicto, la patente era registrada en Washington con el número de serie 2.292.387, Y poco más tarde, cedida al ejército norteamericano. En las imágenes que la documentan puede leerse la inscripción H.K Markey et al . Las iniciales H.K. son las de Hedwig Kiesler (Hedy Lamarr), siendo Markey su apellido de casada de la época. Poco tiempo después, elide Octubre de ese mismo año, aparecía en el New York Times la primera mención pública del invento, a pesar de lo cual, y aunque nadie puso en duda el interés y relevancia del ingenio, las autoridades de la época no consideraron la posibilidad de su realización práctica debido a impedimentos tecnológicos.

Página del New York Times anunciando el invento.
Página del New York Times anunciando el invento.

El primer uso conocido de dicha patente se tiene en la crisis de los misiles de Cuba.

El motivo de la tardanza era el necesario paso de un sistema mecánico a uno electrónico. Dicho paso fue realizado en 1957 por Sylvania Electronics y es de agradecer que el equipo de ingenieros reconoció en su totalidad la patente de Lamarr.

En la crisis de los misiles de Cuba,  se usó con este sistema el control remoto de boyas rastreadoras. La misma técnica se incorporó en alguno de los ingenios utilizados en la guerra de Vietnam y, más adelante, en el sistema estadounidense de defensa por satélite (Milstar) hasta que en la década de 1980 el sistema de espectro expandido vio sus primeras aportaciones en ingeniería civil.

Este sistema de espectro expandido y salto de frecuencia que inventó Hedy Lamarr es el que se usa hoy día de forma habitual en microchips y placas base de ordenador, teléfonos u otros dispositivos inalámbricos, móviles, buscas, etc. y en comunicación en general. Sin este invento no sería posible la telefonía ni Internet tal como la conocemos. Así, con la irrupción masiva de la tecnología digital en la actualidad, la conmutación de frecuencias pudo implantarse en la comunicación de datos WIFI, Bluetooth y 3G.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Al igual que muchas otras actrices de la época, Hedy se unió a las caravanas artísticas organizadas desde Hollywood, entreteniendo a las tropas y vendiendo bonos de guerra a cambio de besos. Fue proclamada la mejor vendedora de bonos de guerra, con el récord de 7 millones de dólares en una sola noche. Hedy recolectaría un total cercano a 25 millones de dólares en dichas caravanas artísticas donde era besada por los soldados.

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Como recompensa a la trascendencia de su proyecto inicial, y por iniciativa y empeño de David Hughes (investigador él mismo y animador de una serie de proyectos que en el seno de la Natural Science Foundation de EE.UU. han empleado técnicas de hopping), la Electronic Frontier Foundation otorgó el prestigio o EFF Pioner A ward a Hedy Lamarr y, a título póstumo, a George Antheil en una ceremonia celebrada en San Francisco el12 de Marzo de 1997 a la que asistió, en representación de la actriz (que por entonces vivía recluida en Miami), uno de sus hijos, Anthony Logan (un comerciante orgulloso del ingenio de Hedy y dedicado precisamente al negocio de la telefonía.)

No fue éste el único reconocimiento oficial. En 1997 Lamarr y Antheil recibieron también el Bulbie Gnass Spirit of Achievement Award, así como una distinción honorífica concedida por el proyecto Milstar. Un año más tarde, en Octubre de 1998, Hedy recibió en Viena (su ciudad natal) la medalla Viktor Kaplan otorgada por la Asociación Austriaca de Inventores y Titulares de Patente. Finalmente, en el verano de 1999, el Kunsthalje de Viena organizó un proyecto rnultimediático, que incluía una retrospectiva de su carrera cinematográfica, en homenaje a una de las actrices e inventoras más singulares que ha conocido el siglo. Según se dice, cuando le comunicaron a Hedy la concesión del premio de la EFF, ésta se quedó impertérrita y exclamó, escuetamente: «it’s about time». Ya era hora.

Cartel del documental dedicado a ella
Cartel del documental dedicado a ella

Para presevar la memoria de su madre como inventora, Anthony Logan filmó con Georg Misch la cinta “Llamando a Hedy Lamarr” (Calling Hedy Lamarr), documental en el que se sugiere que ella era una espía; al periodista Colin Todhunter del Herald en Los Ángeles, expresó:

“Me siento muy orgulloso por la tecnología que ella inventó, bastante más que por su carrera como luminaria cinematográfica pues esta faceta de actriz le arruinó la existencia de muchas maneras. Hedy sintió que el tiempo le había dado la razón a su invento, en este sentido, ella se adelantó 20 años a su tiempo…”

“Sin embargo, la muerte le impidió contemplar los alcances de la alta tecnología y ya no pudo atestiguar el impacto logrado con los dispositivos electrónicos inalámbricos WiFi. Sentía una fuerte satisfacción de que su invento pudiera aprovecharse en metas útiles, perdurables y profundas… Le agradaba ser atractiva por su inteligencia y estaba muy consciente de que la belleza es una cosa efímera.”

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

La estrella solía afirmar: “Cualquier chica puede ser glamourosa. Lo único que tienes que hacer es quedarte quieta y parecer estúpida.”

“La mujer más hermosa de Europa”, como la bautizara originalmente el cineasta Max Reinhardt en 1931, fue retratada en libros biográficos por su fulgurante trayectoria cinematográfica de 30 a 40 cintas entre 1931 y 1989, salpicando el recuento con jugosos detalles de sus seis matrimonios. Hedy afirmaba: “Tengo que dejar de casarme con hombres que se sientan inferiores a mí. En algún lugar debe haber un hombre que pueda casarse conmigo sin sentirse inferior. Necesito un hombre que sea inferior superior.”

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr

Al acercarse la década de los sesentas e ir muy a la baja su caché en candilejas, la actriz fue desechada por los productores de Hollywood tras haberse sometido a una cirugía plástica que arruinó la belleza de su rostro.

Hedy Lamarr, elegancia, glamour y genialidad.
Hedy Lamarr, elegancia, glamour y genialidad.

Se recluyó en soledad y murió pobre. En palabras de su hijo:

“Si Estados Unidos le hubiese pagado todos los derechos de la patente y las regalías por su gran invento, Hedy Lamarr se habría convertido en la mujer más billonaria del universo, por encima de Bill Gates.”

El Día del Inventor se celebra el 9 de noviembre (fecha de su cumpleaños), en su honor.

Yo, me he atrevido a realizar este pequeño clip como tributo a su genio a partir de su rostro, espero sea de vuestro agrado.